Regresar
 
 
ARTÍCULOS DE CASA VIEJA
 
 
 
Inauguración de CASA VIEJA en la Zona G
 
 
 

Bogotá, Febrero 11 de 2009 

 

HOY EL RESTAURANTE CASA VIEJA ABRE SUS PUERTAS EN LA NUEVA SEDE DE LA ZONA G DE BOGOTA

 

Todo el sabor y la tradición culinaria de la auténtica comida colombiana, en un nuevo punto de encuentro para los capitalinos y visitantes extranjeros.

Casa Vieja tiene casa nueva. Ahora sus clientes podrán disfrutar de sus suculentos ajiacos, sus montañeros de antaño, sus steak pimienta y sus empanaditas de siempre en la nueve sucursal de la zona G, una confortable casa en la calle 70 con 6 que La Familia Jaramillo adecuó para serle fiel al estilo inconfundible de este Restaurante, que tiene una trayectoria de cuarenta y cinco años.

Durante mucho tiempo fue impensable que en Colombia pudiera haber un restaurante que no fuera completamente popular para que uno se comiera un montañero sin sentirse como un montañero. La comida típica fue menospreciada, de hecho. Los grandes restaurantes tenían cartas de otros lugares, o se circunscribían a sí mismos como “restaurante internacional”. Lo nacional no era motivo de orgullo. En eso los colombianos hemos sido tan criollos como nuestra propia comida. No fue tarea fácil para Horacio y Pablo Jaramillo darle altura a la comida típica y hoy en día, cuando la industria restaurantera ha despegado de verdad y se ha ramificado, pocos veteranos pueden sostenerse de la manera en que lo ha hecho Casa Vieja. Muchos recordarán las largas tertulias políticas, periodísticas y literarias que se dieron cita en Casa Vieja. El Presidente Alfonso López Michelsen, El Presidente Belisario Betancur, Hernando Santos, Don Julio Mario Santo Domingo, Maria Eugenia Rojas, Alejandro Obregón, Gabriel García Márquez, Fernando Botero, Felio Andrade, entre tantos. No ha faltado personaje internacional y nacional que no haya sido atendido en estas mesas que ya hoy están cargadas de historias. No es casualidad que su nombre aparezca reseñado en el Lonely Planet desde hace años.

Durante mucho tiempo los extranjeros que llegaron por primera vez a Bogotá tuvieron muy pocas opciones para degustar la comida típica. Esta fue la posibilidad que abrió Casa Vieja hace ya 45 años, rescatando el patrimonio de los colombianos, el mismo que  seguirá vigente en su nueva sede de la Zona G de Bogotá. Aunque el tiempo puede ser un aliado y un enemigo, definitivamente es determinante a la hora de prestar un buen servicio en un restaurante.

Casa Vieja puede preciarse de tener meseros a quienes Pablo Jaramillo les infundió un profundo respeto por su oficio y que llevan toda la vida en el Restaurante. Precisamente esa tradición es la que lo ha mantenido por más de cuarenta años: Casa Vieja busca todo el tiempo moverse hacia delante con los requerimientos de sus comensales, pero siempre conservando sus raíces. Ejemplo de ello son sus reconocidas  vajillas: la de flores,  hecha a mano en el Carmen de Viboral, oriente antioqueño y la de Chamba del Tolima, que se conservan en lugar del plato cuadrado y preferiblemente blanco en el que todos sirven hoy en día, haciendo gala de un minimalismo que en nada se corresponde con nuestra tradición culinaria, siempre tan llena de ollas de barro y hojas de plátano. En otras cosas sí ha cambiado, y para bien. La sede nueva tiene una terraza muy agradable, además de un bar para quienes toman aperitivos antes de comer. Por si fuera poco, a la carta de Casa Vieja han entrado platos nuevos, como ensaladas que antes no eran muy apetecidas y que hoy en día son indispensables, y platos típicos de otras regiones que no abarca la zona andina. Los festivales especiales, como el que recientemente hicieron de comida costeña, y su capacidad para atender reservas de muchos comensales son también parte de su encanto y de su cancha. Bien dicen por ahí que más sabe el diablo por viejo, que por diablo. Aunque dos de sus sedes están ubicadas pensando en los paseos turísticos de los extranjeros, Avenida Jiménez y Tequendama, esta nueva sede de la Zona G apunta también a satisfacer los paladares de sus clientes de toda la vida, que siempre terminan sucumbiendo al calor de un ajiaco y al sabor tradicional de los recuerdos de sus casas.

El gran logro de Casa Vieja consiste en haber hecho una ruta más bien completa de platos colombianos, que empieza por unas arepitas blancas con hogao y que luego pasa por un chicharrón de primera y también por esas famosas empanaditas que casi todos hemos pinchado con escobitas desde que éramos niños y cada vez que hay que mostrarle de qué va la comida de nuestro pueblo a un forastero. Si existe un restaurante en Colombia que pueda preciarse de hacer verdadera “comida confortable”, ese es Casa Vieja.

Por eso celebramos con Ustedes la apertura de nuestra nueva sede en la Zona G y los invitamos a conocer la casa nueva de Casa Vieja, con todo el sabor y la tradición de la auténtica comida colombiana. Los esperamos!

 

Contactos:

Nathalie Jaramillo

Gerente

571-6103541

571-6103601

57-3108524922

Paula Jaramillo

Relaciones Públicas

571-60457575

57-3176688481

Carolina Rojas

Mercadeo

57-3138873210

 

 

Regresar
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Copyright © 2010 MEJORESRESTAURANTESDEBOGOTA.COM   Todos los derechos reservados

HOME  |  QUIÉNES SOMOS  |  RESTAURANTES  |  ARTÍCULOS |  VIDEOS  |  FOTOS  |  NOTICIAS  |  RECETAS  |  MARIDAJES

DISEÑO & MANTENIMIENTO:  VEAFOTOAQUI.COM

QUALITY MED LTDA.